La vida es como el senderismo, de nada sirve ir lo más rápido, lo más alto o lo más lejos, si olvidamos apreciar el paisaje en el camino.

lunes, 26 de marzo de 2018

Cascada "El Chorrero" Villaluenga.

Desde hace 4 o 5 años que leí en el blog de José Luis Valencia, auténtico conocedor y estudioso de la zona de Villaluenga del Rosario, la existencia de esta cascada a través de su magnífico blog   http://cuadernodecampopayoyo.blogspot.com.es/, anoté en mi agenda esta obligada visita, ganas que se acentuaban cada vez que veía la foto de la chorrera, en un bar de Villaluenga donde tenemos costumbre de parar a desayunar cada vez que hacemos alguna de las muchas y magnificas rutas que tenemos en esta maravillosa sierra.

Hace un par de años que lo visitamos en una ruta de camino a Ubrique, pero el intento resultó frustrado pues el arroyo y la cascada estaban secos, así que ahora que llevamos más de 3 semanas sin parar de llover era el momento propicio para visitar el lugar y poder verlo en todo su apogeo, además las previsiones meteorológicas, que luego resultaron fallidas, parecía que nos darían un respiro para el domingo 18 y anunciaban poca agua y algunos claros, lo que me hizo tomar la decisión de que ése era el día.

Así que dicho y hecho, el sábado por la noche quedamos con los amigos Javi y Virgi, a los que les doy las gracias junto a Isa, mi mujer, por acompañarme siempre en estos paseos y lo dejamos todo preparado.

El domingo amaneció con abundante lluvia pero la decisión estaba tomada así que tomamos camino de Villaluenga y lo primero que hicimos fue ir a desayunar al mismo bar de siempre, allí mientras dábamos buena cuenta de las respectivas tostadas y molletes, hablábamos con el propietario y otro señor que tomaba café y tras comentar nuestras intenciones nos advertían de que el camino que íbamos a seguir estaba impracticable, totalmente enfangado y que los Llanos del Republicano por donde tenia previsto el regreso, eran una autentica balsa de agua,  pero como dice el refrán "el que quiera peces tiene que mojarse el c.." y allá que partimos para el Puerto de la Viñas, lugar donde dejamos el coche y comenzamos a andar....

La descripción de la ruta y los detalles los omito para no extenderme demasiado y porque se pueden encontrar fácilmente en cualquier blog.




El Pilar de la Venta




Cortijo de Barrida, por donde pasaremos a la vuelta.


Restos de la Escuela de Barrida, antigua escuela rural que impartió clases a los numerosos niños de estos campos, en los años 20 a 50.






Lapiaz, formado por la erosión de las rocas calcáreas por la acción de las aguas.



Y llegamos al Chorrero, salto formado por el arroyo de la Higuereta (Higuerela en los mapas), antes de desembocar en la Garganta de Barrida.












Los Llanos del Republicano.


martes, 21 de noviembre de 2017

Galaroza - Castaño de Robledo

El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche se encuentra ubicado al norte de la provincia de Huelva, en la zona occidental de Sierra Morena.

Alberga numerosos pueblecitos de casas blancas y calles empedradas, muy próximos entre si, con un gran patrimonio cultural y natural,  que junto con su buena gastronomía hace las delicias de quien los visita.

La ruta que hemos realizado hoy, uniendo las localidades de Galaroza y Castaño de Robledo, es una gran muestra del ecosistema predominante en esta zona, de clima suave y alta pluviosidad, favorecida por los vientos húmedos que recibe del Atlántico.

El camino de ida por la ribera del río Múrtiga, entorno espectacular entre bosques de galería, con grandes chopos, fresnos, sauces, alisos, junto a zarzas y plantas trepadoras y un precioso sendero lleno de rincones increíbles, cubierto en esta época otoñal por un manto de hojas y erizos procedentes de los castaños a punto de recolección, con infinitos matices de colores.

Tras una parada en Castaño de Robledo, pueblo de mayor altitud de la provincia de Huelva con sus 740 metros, por sus bonitas calles con cerveza incluida en la plaza del pueblo, iniciamos el camino de vuelta por el llamado camino alto que nos lleva por un sendero en descenso con buenas vistas de Jabugo, Galaroza o Cortegana, entre castaños, pinares, alcornoques y madroños.