martes, 29 de agosto de 2017

Rota: Ruta por las pasarelas y corrales de su litoral.

La villa milenaria de Rota puede presumir de ser un destino vacacional de primer orden, contando con sol y bonitas playas de fina arena, historia y cultura propia, excelente gastronomía y un gran pulmón verde llamado el Pinar de Rota, que será uno de los protagonistas de esta entrada.

Este pinar, en pleno corazón de la ciudad y a orillas del mar, ocupa una extensión de 190.000 metros cuadrados, dentro del Parque Natural de la Almadraba, fue plantado a principios del siglo XX y su función principal era frenar el desplazamiento de las dunas, habiéndose convertido en la actualidad en un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza, haciendo esta ruta o respirando aire puro paseando por cualquiera de sus accesos y todo sin salir de la propia ciudad.

La ruta parte al final de la Playa de la Costilla por un entramado de pasarelas de madera que cruzan todo el pinar y termina en la paradisíaca playa de Punta Candor, cuenta con una especie de mirador, reconvertido de alguna construcción  militar,  desde donde se divisa casi todo el pinar, las playas y hasta Cádiz. Dispone asimismo de diferentes accesos y caminos también de madera que conectan con la pasarela principal, o bien salen de ésta, unos para conducirnos a los accesos de las diferentes playas y otros para acercarnos a las zonas de ocio y de barbacoas, donde también se puede pasar una buena jornada.



























Durante el camino hicimos una parada para visitar el Parque Jardín Botánico Celestino Mutis que cuenta con una gran diversidad de flora y fauna, donde destaca el Camaleón.









Los corrales es un arte milenario de pesca, no se sabe bien si su procedencia es fenicia, romana o árabe y consiste en la construcción de arcaicas piscifactorías en terrenos ganados al mar, mediante parcelas delimitadas por pequeños muros de piedra, comunicadas entre sí por rejillas que hacen de desagüe. El sistema es muy sencillo, cuando sube la marea los corrales quedan sumergidos en la corriente arrastrando todo tipo de peces que quedan atrapados en estos corrales cuando se produce la bajamar. Ese es el momento que aprovechan los "corraleros" para capturarlos con sus aperos tradicionales. 
     








Rota cuenta con un casco antiguo muy cuidado, de casas blancas típicamete andaluzas, destacando el Castillo de Luna del Siglo XIII, residencia de la familia Ponce de León, donde se hospedaron los Reyes Católicos y que actualmente alberga el Ayuntamiento, la Iglesia Nuestra Señora de la O, la Puerta del Mar, el antiguo faro o el Arco de Regla de visita obligada.
























Finalmente unas fotos del pequeño puerto y de las magnificas y extensas playas con las que cuenta como la de Rompidillo, de los Galeones o la Costilla dentro de la misma ciudad, y la de los Corrales o Punta Candor más naturales entre dunas y pinares con unos atardeceres espectaculares.